Etiquetas

Publicado en: Uncategorized | 0

  
Carlota nació una noche estrellada.
Sus padres esperaban ansiosos aquel momento, era su primogénita . Sin darse cuenta proyectaron todos sus sueños no cumplidos en ella.
Querían que su hija fuesen todo lo que ellos no pudieron ser. La llenaron de etiquetas que la ahogaban. A nadie se le ocurrió esperar y ver quién era. 

La primera etiqueta se la pusieron antes de su nacimiento : se llamaría cómo su abuela. 

Todos dirigían su comportamiento, no la dejaron ser.
El día que nació su hermano pensó que por fin la dejarían en paz , pero su situación lejos de mejorar empeoró mucho más : le cayó la “maldición de la hermana mayor”.

De repente sin saber cómo le robaron su infancia, pasó de ser graciosa a una pesada, de alegre a escandalosa …. Ahora era responsable de su hermano, responsable de su sueño, de su alimentación, de su educación .Tendría que portarse bien para que no llorase, tenía que ser una niña buena.
Carlota fue creciendo y guardando sus sueños en un rincón de su corazón . 

Nunca se atrevió a expresarlos, no quería entristecer a sus padres, ya que temía que sus planes no estarían a la altura de lo que habían proyectado. 

No quería defraudarlos, así que se sometió .
Pensó que sus oportunidad quizás llegaría cuando tuviese un hij@, ¡Sí! … cuando tuviese un hij@¡ … ¡Su hij@ sería….¡ …. ¡Sería….¡ ¡sería todo lo que ella no pudo ser! … ¡Oh noooooo! ¡Estaba repitiendo el mismo error ! … En ese momento lo vio …. No repetiría el mismo patrón, ¡A su hij@ lo dejaría ser. 

  Y lo más importante ella se permitiría abrir la jaula de sus sueños olvidados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *